Viajes

Con mi primer día fuera de México también inició para mí otro estilo de vida; la vida de hostal. Antes, jamás me había quedado en alguno, era una total novata al respecto; y si yo estaba en pañales mi amiga de viaje estaba mucho peor. Por suerte para nosotras, nuestra primera experiencia no fue para nada traumática, ya que el taxista, probablemente por comisión de parte del hostal, nos llevó a uno bastante lindo, pero claro bastante caro para nuestros bolsillos.

Pueden ser muy diversas las razones por las que decidas aventarte a viajar a otros países; en mi caso es que no tenía nada que perder; hasta el momento no tenía un trabajo en el cual me sintiera satisfecha, ni me diera la estabilidad económica deseada. Y por otra parte, estaba el sueño olvidado de conocer lugares y personas exóticas, volar lejos del nido.