Viajes

Vivir y trabajar en hostales se ha vuelto un estilo de vida para mí. Cada que me muevo de lugar pienso en otras alternativas pero al final es la opción, ya sea por la presión de encontrar donde vivir, por flojera o porque es el medio más viable cuando eres un extranjero sin permisos para trabajar, es decir, básicamente llego desde el primer día a un hostal y jamás me vuelvo a ir hasta el momento de dirigirme a mi siguiente destino.

Playa...uno de los destinos preferidos de los citadinos, muchos disfrutan el sol, las olas o una caminata sobre la arena. Sin embargo las opciones más cercanas al D.F y zona Metropolitana siempre serán las mismas.

Con mi primer día fuera de México también inició para mí otro estilo de vida; la vida de hostal. Antes, jamás me había quedado en alguno, era una total novata al respecto; y si yo estaba en pañales mi amiga de viaje estaba mucho peor. Por suerte para nosotras, nuestra primera experiencia no fue para nada traumática, ya que el taxista, probablemente por comisión de parte del hostal, nos llevó a uno bastante lindo, pero claro bastante caro para nuestros bolsillos.

Más Artículos...